La Abrumadora Naturaleza De Cataratas Victoria

La primera vez que las conocimos fue en el 2014, estábamos comenzando a darle forma a la agencia y aterrizando todo lo vivido desde el 2011 que comenzamos con este proyecto, el flechazo como era de esperar fue inmediato…volvimos en 2016 y hace un año: en el 2019, y esta es la experiencia que os contaremos hoy.

De las seis propuestas de viajes a Botswana que tenemos incluidas en nuesta web, Las Cataratas Victoria están presentes en cinco de ellas, es una extensión natural de este país. Podéis conocer nuestros patrones de viaje haciendo «click» sobre los siguientes enlaces:

☞ Kalahari y la ruta de los 3 ríos

☞ Sonidos y Paisajes de Botswana

☞ Aventura Africana

☞ Ruta de los 3 Ríos

☞ Catartas Victoria y Chobe

Como siempre os decimos, el patrón de viaje que proponemos en nuestra web es solo una idea, nosotros adaptamos el viaje a ti.

¿Desde dónde llegamos a Zimbabwe?.

Gran parte de este viaje lo hicimos en «fly-in safari», ya que en Botswana es la opción más rápida y eficaz, casi no hay carreteras prácticamente y toda la infraestructura de transporte terrestre es a través de pistas, las distancias entre punto y punto son larguísimas y además, tienes que ser un conductor experimentado para desplazarte por ellas y controlar muchos aspectos. Se puede conocer Botswana conduciendo, claro que si, pero…es una aventura para la que no todo el mundo está preparado.

Este fué nuestro recorrido completo:

Estuvimos viajando por diferentes áreas de Botswana buscando nuevos alojamientos y experiencias para la agencia y nuestra última noche en el país nos alojamos en un bonito hotel con tan solo 15 habitaciones, está Kasane y esta justo delante del río Chobe, los que es bajo nuestro punto de vista todo un lujo. Si queréis conocerlo, este es link:

☞ Chobe Bakwena Lodge

Así nos dieron la bienvenida, (estas bienvenidas son siempre tan bonitas):

 

Teníamos muchas ganas desde tiempo de conocer este lodge y hacer una parada en Kasane antes de llegar a Zimbabwe porque entre otras cosas queríamos volver a disfrutar un safari en este lado del Parque Nacional Chobe cuya entrada está a más o menos unos a 40 minutos desde el Lodge. Tenemos que decir de la experiencia que por supuesto la disfrutamos (¡como no!), pero estamos acostumbrados a experiencias más íntimas, con esto queremos decir que lo que nos gusta y la filosofía de nuestra agencia es que nuestros viajeros disfruten de auténticas vivencias africanas tal como las conocemos y en este caso, para nosotros había demasiada gente: demasiados jeeps y cada vez que veíamos un animal de pronto muchos coches que venían y éramos como 10 jeeps  alrededor de el animal…y la verdad, nos daba una pena tremenda porque de alguna manera entre tanto coche nos daba la sensación de agobiar al animal en su casa….y no es la idea, nuestra idea es ser lo menos invasivos posible, esa es nuestro idea de experiencia. Pero para esto nos sirve conocer nuestros destinos en primera persona, para conocer, aconsejar, decidir…ayudarte a que tu viaje sea, un viaje genuino.

Os dejamos algunas fotos del lodge para que veáis lo agradable que es:

Y además, la habitación contaba con algo tan africano y tan auténtico como una ducha exterior…es una de las cosas que más nos gustan: ducharte sin techo y rodeado de naturaleza es sencillamente genial.

¿Que más hicimos en Kasane?:

Pues tuvimos la enorme suerte de que un guía del lodge nos acompañase a visitar la pequeña aldea que hay junto a él y la escuela que allí tienen, fue muy emocionante y es que los niños, sus caras, sus sonrisas, su energía, son lo mejor.

De todas las fotos que hicimos, nos quedamos con esta:

Nos invitaron a sentarnos en sus pequeñas gradas y ver un ratito su partido de fútbol.
Compartimos un buen rato con ellos y de eso es de lo que se llenan los viajes: de vivencias pequeñas y grandes, que dan forma y sentido a lo vivido.

Adiós Botswana, ¡Hola Zimbabwe!.

Comenzamos el pequeño desplazamiento hacia la frontera con Zimbabue (tan solo 5km) donde teníamos que hacer nuestro visado para entrar al país.

Es un trámite generalmente bastante rápido, aunque obviamente depende de las personas que en ese momento vayan a entrar en el país. El importe del visado es de 30$ que aconsejamos siempre llevarlo en efectivo desde España.

Una vez sellado nuestro pasaporte, que hemos de decir nos hace siempre tanta ilusión tener una nueva pegatina y/o sello de estos países, proseguimos hacia Cataratas Victoria, que desde la frontera es una agradable “paseo” de 71’5km en el que sigues y sigues disfrutando de la naturaleza africana.

Como íbamos en un transporte compartimos, dejamos algunos viajeros en sus hoteles y por fin, llegamos al nuestro, era la primera vez que nos alojábamos ahí ya que, aunque ya lo conocimos nunca habíamos dormido en este lodge, queríamos conocer sus servicios e instalaciones.

En esta ocasión nos alojamos en este bonito hotel (click en link):

☞ Ilala Lodge

Un bonito hotel desde el que puedes llegar dando un paseo de unos 15 minutos a la entrada de las Cataratas y eso es justo lo que queríamos saber «¿Cuánto tiempo desde el hotel hasta la entrada?»…y si, desde el hotel se escucha el sonido del agua caer, al poco tiempo de estar allí te acostumbras, pero al principio es bastante llamativo.

Os dejamos unas fotos de nuestro alojamiento:

Era realmente agradable, pero la verdad no pudimos disfrutarlo mucho…¡grandes experiencias nos esperaban!. Así que dejamos las maletas en la habitación y sin comer, nos fuimos directos a reencontrarnos de nuevo a las Cataratas, está fue nuestra Bienvenida:

 

La Unesco incluyó las Cataratas Victoria en su lista de monumentos naturales en 1989. Ha pasado la friolera de 158 años desde cuando el explorador escocés David Livingstone descubrió para Occidente las cataratas, se decidió a llamarlas como la reina de Inglaterra. La anchura de las cataratas es de 1,7km de ancho y la caída es de 108 metros, lo que provoca un sonido abrumador y bello….debido al impacto de los 60 millones de agua cayendo por segundo se levanta como una especie de humo húmedo que iba cayendo sobre nosotros mientras bordeábamos el sendero de que las recorre y que tiene un largo de 1,7km de abrumadoras vistas y sonido. A este “humo” los nativos makololo, lo llamaron Mosi oa Tunya, que significa “el humo que truena”.

Para que veáis como estan distribuidas las Cataratas entre Zimbawbe y Zambia os dejamos estas imágenes que son muy gráficas:

La verdad es que era marzo y hacia bastante calor, de modo que esas micro gotitas del río Zambeze nos sirvieron para refrescarnos.

Aquí tenéis algunas de las fotos y un video (desde otra perspectiva) que tomamos en uno de los “paseos” más impresionantes del planeta:

Aquí estoy disfrutando del «Mosi oa Tunya»:

 

De vuelta de nuevo en el hotel y todavía con la sensación de haber vivido otra vez una de las experiencias más bonitas e impresionantes de nuestra vida, una frase me vino a la mente como una especie de sentencia: “el diálogo de la Naturaleza”…y así termino definiendo la visita a Las Cataratas Victoria, como una conversación en la que solo tienes que pararte a escuchar.

Que más hacer en Catartas Victoria.

Hay muchas actividades que puedes disfrutar durante tu estancia en Cataratas Victoria, desde un sencillo paseo para conocer los comercios del pueblo o cruzar el puente que une Zambia con Zimbabue en un tren de vapor, hasta otras actividades que son pura adrenalina: rafting por el río Zambeze, salto al aire libre por la garganta Batoka, el salto en tirolina más largo del mundo o una de las más conocidas: un baño en la “infinity pool” más atrevida del planeta: Devil´s Pool (la piscina del diablo): una piscina al borde de las cataratas solo apta para muy atrevidos. Nosotros no lo hemos hecho nunca, sobre todo, porque las veces que hemos estado no nos ha dado tiempo y hemos tenido que elegir otras opciones, además: ¡siempre es bueno dejarte algo por hacer en los sitios donde piensas volver! :).

Esta vez, escogimos dos actividades pendientes, que fueron un paseo en helicóptero para sobrevolar las Cataratas y un paseo en barco sobre el Zambezi, anteriormente habíamos disfrutado de una cena muy especial, pero esta vez, queríamos vivir el atardecer de principio a fin y…¡wouw!.

➥ Helicóptero:

Madrugamos bastante como viene siendo habitual en nuestros viajes para poder disfrutar a primera hora de un vuelo en helicóptero de 12 minutos sobre las Cataratas: os tengo que confesar que me daba bastante impresión, pero…antes de subirme al “pajaro” dejé todos los miedos y reparos en tierra y me dediqué a disfrutar…y os lo voy a contar: ¡también a lagrimear!. Si son impresionantes desde la tierra desde el cielo son ESPECTACULARES, es tal la belleza de todo el entorno y de la grieta serpenteante que van marcando, que sin poder evitarlo estaba emocionada al máximo.

Queremos compartir ese gran momento con vosotr@s a través de este video que hemos hecho:

 

Impresionantes, ¿verdad?. En vivo la belleza se multiplica por infinito, Palabra de ViajesAfrica.es Smart Touring ®.

Pero, esto es como empezamos el día 2…ahora vamos a contaros que hicimos el resto del día, porque puedes pasar ratos muy muy agradables sencillamente dando un paseo y conociendo más de cerca el pueblo y su gente.

Paseo por Victoria Falls.

Después de un “light lunch” en un bonito y pequeño restaurante en la calle principal de Victoria Falls, os dejamos el link a Trip Advisor para que podáis conocerlo un poco más y ver la experiencia de otros viajeros (click sobre link):
 
 
Nos fuimos a dar un paseo por el pueblo, lo primero que hicimos fue ir a visitar uno de nuestros hoteles favoritos allí, donde habíamos estado anteriormente porque nos trae muy buenos recuerdos y a saludar algunas personas que conocemos allí, el hotel en cuestión es el emblemático Victoria Falls Hotel, un precioso hotel colonial construido a principios del siglo XX pero que sigue guardando un encanto muy especial, esta es su web (click sobre link):
 
 
Algunas fotos para el recuerdo:
 
 
 
 
 

Y después nos fuimos a conocer la estación de tren, que no habíamos tenido la oportunidad de hacerlo tranquilamente, esta ubicada junto al hotel y de hecho, hay una puerta que une directamente el hotel con la estación. Casi siempre está cerrada, lo sabemos de otras ocasiones, pero esta vez, pudimos acceder directamente y aquí viene otra confesión: a Dirk, le encantan los trenes, es algo que tiene que ver con su infancia, y ya iba siendo hora de que pudiese conocer esta.

Paseando por la estación tienes la sensación de estar anclado en el tiempo, realmente parece un escenario de película, con sus locomotoras de hierro…no había apenas gente porque por el día apenas hay servicio de tren, es a partir de las 18h00 cuando ya se cierra las puertas a las Cataratas y algunas personas vuelven a su casa:

Misión cumplida: paseo tranquilo por la estación colonial de Victoria Falls. De modo que contentos y satisfechos nos volvemos al hotel, ducha rápida y nuestras mejores galas (dentro de lo que puedes llevar en una mochila 🙂 ) para vivir EL ATARDECER AFRICANO EN TODO SU ESPLENDOR.

Atardecer sobre el Zambeze.

No hay nada que me guste más que el agua, nada…y este lugar está envuelto por agua, así que rezumo felicidad desde el momento que llegué, pero pensaba que estaba en mi tope de felicidad hasta que viví la sensación de estar navegando por este inmenso río…y os aseguro que he vivido atardeceres gloriosos en este continente, pero esté se posicionó en mi segundo lugar para vivir un atardecer en África, mi medalla de plata :), os contaré muy pronto cual es el primero…adelanto: dué en Botswana.

En un barco en el que solo vamos 12 personas nos preparamos para navegar las aguas del Zambeze, anteriormente habíamos disfrutado de una cena sobre este inmenso río, esta vez, atardecer como he dicho. Es una de las actividades que más aconsejamos a nuestros clientes y este barco, concretamente, al ser tan pequeño e íntimo pensamos que es ideal para Lunas de Miel.

Durante el paseo te sirven bebidas y un aperitivo que estaba delicioso, la música del rio, esta preciosa luz de los atardeceres africanos y manadas de hipopótamos hicieron el resto.

No vamos a escribir mucho de esta experiencia, tenemos imágenes que hablarán por si mismas y porque cuesta mucho expresar con palabras cuando te sientes superad@ con la belleza que te rodea:

Dirk y yo en el barco sobre el Zambeze:

Y un pequeño video para que os sintais más cerca:

 

Y con una gran sonrisa y el rumor de las Cataratas a nuestro alrededor, pasamos la última noche en la mágcia Cataratas Victoria.

Al día siguiente un avión  nos llevaba hasta Johannesburgo para nuestro vuelo de vuelta a casa.

El pequeño recordatorio que siempre hacemos: este es nuestro viaje, cuya mayor motivación es contaros a vosotros las experiencias que se pueden vivir. Nuestra filosofía es vivirla nosotros en primera persona porque no se nos ocurre otro modo mejor de hacerlo, hacemos viajes a medida, por y para ti, no queremos que nadie nos lo cuente, queremos contártelo nosotros.

Esperamos que te haya gustado nuestra vivencia del 2019 en Cataratas Victoria te invitamos a que conectes con nosotros cuando quieras viajar a alguno de los países en los que somos especialistas: Namibia, Botswana, Tanzania y Sudáfrica con sus extensiones Naturales: Zambia, Zimbabue, Zanzíbar y Mozambique y a los que llevamos viajando los últimos diez años.

Un saludo y que la aventura te acompañe.

Isabel Cazorla
Marketing & Social Media
Hotel Insider

 

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email